Salud / IAPOS / Prestaciones /

Elementos y servicios médicos

El IAPOS brinda la cobertura de los elementos médicos para el tratamiento y/o resolución de la patología de sus afiliados, además de prestar servicios tales como oxigenoterapia, alimentación enteral y parenteral, entre otros.

Entre otros elementos médicos, la obra social reconoce:

  • Oftalmología: bandas de silicona, suturas oculares, anteojos recetados(*), lentes de contacto(*), etc.
  • Cardiología: cardiodesfibriladores, marcapasos, stents, prótesis valvulares y vasculares
  • Neuroquirúrgicas: clips para aneurismas, válvulas para hidrocefalias, cánulas, etc.
  • Otorrinonaringología: implantes cocleares, prótesis para oído medio, pistón de teflón, diábolos, audífonos, etc.
  • Gastroenterología: prótesis, mallas, suturas mecánicas, etc.
  • Urología: catéter vesical, reservorio de orina, bolsas de urostomía
  • Traumatología: prótesis de cadera, de rodilla, de amputación, corset ortopédicos, férulas, calzado ortopédico, etc.
  • Hemoterapia: catéteres, etc.
  • Oxigenoterapia: tubos y concentrador de oxígeno, mochila de oxígeno, etc.
  • Alimentación enteral y parenteral.
  • Varios: camas y sillones ortopédicos, bastones, andadores, muletas, pañales descartables.

Para acceder a la cobertura de elementos médicos que no sean colocados o utilizados en cirugía, los afiliados deberán contar con el descuento del Servicio Complementario en sus recibos de haberes.

Como todas las prestaciones, estos servicios requieren una autorización previa. Por esta razón, el pedido de los elementos debe tener un diagnóstico y/o historia clínica que justifique el mismo. En la mayoría de los casos también se requiere la presentación de estudios anteriores.

Los criterios de autorización de los elementos médicos se encuentran basados en evidencia médico-científica y, en muchos casos, se definieron en forma consensuada con prestadores, protocolos de auditoría y autorización para facilitar el acceso a la cobertura.

(*) Los anteojos recetados y lentes de contacto se reconocen cada 2 años y se autorizan directamente en la óptica.